Inicio / Museos y Centros Culturales / Museo de Arte Español Enrique Larreta

Yo vivo oculto en un paraíso

Museo de Arte Español Enrique Larreta

Antonio Sturla y Maximo Paz

Antonio Sturla y Maximo Paz.
Foto: ©2009 Buenos Aires Flamenco

Buenos Aires, 6 de Febrero de 2009.

Mágicas y certeras palabras, que describen perfectamente lo que Antonio Sturla, jardinero desde hace 19 años del Museo de Arte Español Enrique Larreta, siente al encontrarse en el jardín del mismo.

En esta oportunidad, el Museo (único en sudamérica de características hispanoárabes), abre las puertas a buenos aires flamenco, porque considera que "este espacio está diseñado ante todo, para difundir y expresar la cultura andaluza" (tal como se expresa Silvia Lombisani, prensa).

Bajo el cálido sol del mediodía, con una suave brisa y el cantar sutil de los pájaros, Nos sentamos a la sombra de los árboles y nos dejamos conquistar por las vivencias de quien conoce todos y cada uno de los detalles de este espacio "privado, cerrado, hermético, laberíntico".

"En este jardín ocurren cosas mágicas", dice Antonio, mientras sus ojos color celeste se pierden al contemplar la caída de las plumas".

Para ubicarnos cronológicamente, el Museo de Arte Español era la casa del escritor Enrique Larreta (la casa museo). Fue construida en el año 1886. Se destaca dentro de él, su jardín andaluz, que lo rodea. Es un espacio que cuenta con más de media hectárea, ubicado en el corazón de Belgrano a una cuadra de Cabildo y Juramento, único en su estilo hispanoárabe en Sudamérica.

Ha sido visitado por numerosas personalidades ilustres, como por ejemplo, el emir de Emiratos Arabes, Fabiana Pouso, entre otros, y aún los no-videntes, coinciden en que por las características del jardín ("juego de luces y sombras, cambios de temperatura, cararcterísticas del suelo, el canto de los pájaros", como describe Antonio), es un espacio que invita al recogimiento y la tranquilidad interior; y sobre todas las cosas, abre sus puertas a cualquier persona que quiera acercarse, ya sea a través de visitas guiadas, que se realizan todos los sábados, a través de cursos y talleres que se dictan o diversas actividades culturales para difusión, donde el flamenco no puede estar ausente. Sin duda, quien haya visitado el sur de España, se sentirá identificado con este tipo de jardines.

¿Cómo llegó Antonio a este jardín?

"Llegúe de casualidad. Yo no quería venir aquí, y el jardín tampoco me esperaba.
Yo creo en la magia del encuentro, y este jardín me ha brindado los momentos más felices de mi vida. Y como no estar feliz, en un lugar donde hay tanto para descubrir tanto para sentir, es un lugar que apela a los sentidos y a los lugares secretos de nuestro espíritu. Tiene magia, tiene sorpresa. Son lugares para ver fuera y descubrirse dentro.

Todos tenemos un jardín dentro, sólo se trata de descubrirlo, hay quienes lo saben y tienen la suerte de sacarlo y plasmarlo en un lugar así, como éste.

Es un lugar que invita a orar, meditar, a tener un momento de paz, de calma, de sosiego, de entrega. Es el gusto por la soledad. Posee árboles añosos, un lugar con mucha historia antigua y características del medioevo. Fue construído para dos personas "tu y yo", el árabe dueño de casa y un eventual amigo para una caminata corta".

¿Cómo se diferencia este jardín de otros?

"La historia del estilo del jardín se remonta a la ocupación árabe en el sur de España, predominantemente en Granada. Estuvieron 800 años y durante ese período, desplegaron el arte jardinero en un momento en que Europa estaba mas preocupada en amurallar sus castillos y esperar al enemigo. El hombre estaba mentalizado para defenderse. Con la llegada del renacimiento, explotan las artes. Los castillos derriban sus murallas y se transforman en grandes palacios con enormes y espectaculares jardines de características, como éste, hispanoárabes.

En esta jardín los árabes volcaron, sus ganas de hacer jardines ya que en Arabia, su tierra, no los podían desarrollar. Al ocupar España encontraron agua que no tenían, tierra fértil, plantas y buen clima. Pero sin duda, la mayor ventaja que tiene el jardín, es que uno se descubre dentro… Hace mucho tiempo que estoy aquí, y eso hace que se genere una simbiosis entre el jardín y el jardinero difícil de explicar, porque apela a los sentidos".

Este jardín histórico, paisaje cultural, tiene una magia que encanta y nos traslada a un país de ensueños… Y como no podía ser menos, recibimos un gran regalo…en el mismo momento en el que realizabamos la entrevista, paseaba entre los corredores Máximo Paz, retratista del mundo. Primer artista que expuso en la NASA, retratista de grandes personalidades de la historia, como reyes, artistas dentro de los que se destaca Lola Flores, y Pablo Picasso. Al enterarse que eramos de buenos aires flamenco, se acercó, tuvimos una amable charla, y para terminar nos recitó una poesía de Sevilla. Con algunos de esos versos, finalizo la nota.

Sevilla tuvo que ser, con su lunita callada,
Testigo de nuestro amor.

Agradecemos a Silvia Lombisani (prensa) y las autoridades y el personal del museo.

©2009 Buenos Aires Flamenco. Isabel Hume Braun.

INFORMACIÓN DEL MUSEO

GALERÍA DE FOTOS

Museo de Arte Español Enrique Larreta Museo de Arte Español Enrique Larreta Museo de Arte Español Enrique Larreta Museo de Arte Español Enrique Larreta Museo de Arte Español Enrique Larreta Museo de Arte Español Enrique Larreta Museo de Arte Español Enrique Larreta

©2009 Buenos Aires Flamenco